Renting de vehículo, ¿vale la pena?

He tenido por meses una discusión con un amigo sobre este tema. Inclusive ya había escrito un primer post sobre este tema (leelo aquí).

Pero he simplificado el análisis y creo que ahora es mucho más claro, con algunos nuevos ingredientes, como ha sido añadirle la inversión del dinero como veremos en el ejemplo.

Él defiende a capa y espada el renting.

Yo no logro convencerme la verdad.

Sí, suena muy chévere, eso de no tener que pagar mantenimiento, seguros, impuestos, lavadas. Solo debes echar gasolina. Claro que suena atractivo.

Pero como muchas veces pasa, nos quedamos solo con los argumentos cualitativos y no sacamos los números para los cuantitativos. “No entiendes que en USA todo el mundo compra los carros así”. “Aquí seguimos muy apegados al tener cosas”.

No sé, pienso que las reglas del dinero son las mismas en todas partes, los pincipios financieros.

No vamos a discutir aquí si vale la pena comprar carro nuevo o no. Para propósitos de este análisis el carro es nuevo, y solo vamos a decidir por cuál medio adquirirlo. Estrenar es muy chévere además.

Supongamos entonces que queremos un carro de 160 millones de pesos.

Tenemos el valor de la cuota para cada opción (tomadas de cotizaciones oficiales de empresas del cada sector), el total de las cuotas después de 60 meses; el valor de mantenimiento, seguros e impuestos para el caso del crédito (que solo aplica a dicha opción obviamente), para sacar inicialmente un subtotal de desembolsos por 274 millones y 220 millones en el caso de crédito y renting respectivamente.

Hasta aquí, visto con estos números es mejor el renting. La diferencia es que si sacamos la diferencia en cuota promedio mensual, vemos que en la opción de crédito se pagan en nuestro caso $900.731 pesos más. Este valor, lo analizamos de la siguiente manera:

Para el crédito: es la parte de ahorro para poder quedarte con el carro al final de los cinco años.

Para el renting: asumimos en este caso que puedes invertirlos a una tasa de 0.5% mensual, lo que arroja un valor positivo al final de los cinco años por 62 millones de pesos. Estevalor es inferior a los 80 millones que asumimos igualmente puede costar el carro después de cinco años de depreciación al 50% del valor original.

Vemos que para los primeros cinco años, tienes un valor en contra del crédito por casi 37 millones de pesos.

Hasta aquí, parece que es mejor el renting.

Pero, ¿Cuál es la probabilidad real de que ahorres o inviertas esos $900.731 cada mes?

Si no se invierten, este es el cuadro:

Aquí vemos que ya no se suman esos 62 millones, dejando como ganador al crédito.

Entonces, si piensas cambiar el carro al quinto año y eliges renting, debes invertir la diferencia de la cuota del renting para que sea más atractivo.

Pero, independiente de que tomes crédito o renting, invirtiendo o no esos 900mil, vamos a ver qué pasa después del 5° año. Aquí es cuando las cosas cambian drásticamente, así sea que te quedes uno o dos años más con el carro, no necesariamente cinco años más. Hago el ejemplo en este caso con otros cinco porque pienso hacer eso en mi caso, y creo que es posible y además la manera inteligente de hacerlo financieramente.

Aquí se voltea la historia, porque así como asumimos que en los primeros cinco años podíamos invertir los 900mil, ahora vamos a invertir $2.800.000 mensuales por cinco años, a la misma tasa. De esta manera tenemos ya una diferencia a favor del crédito, y puedes escoger entre ahorrarte 206 millones o gastar 220 millones más.

Estamos asumiendo que tanto MSI (mantenimiento, seguros e impuestos), como el valor de la cuota del renting, no se afectan por inflación. Si se afectara se le aplicaría equitativamente a ambos, de manera que el efecto neto aquí es cero. Siguen siendo comparables.

Alguien también puede decir: y ¿Cuál es la probabilidad real de invertir esos 2.800.000 por cinco años?. Si no se invierten, la tabla queda así:

Aquí se nota mucho la ventaja del crédito en la segunda parte (los segundos cinco años). Te gastas 50 millones en MSI, vs. 220 millones por renting. Sigue siendo mejor tener tu propio carro.

Alguien también podrá decir que no se va a quedar con un mismo carro por tanto tiempo, que es mucho tiempo y que después de unos años empiezan a molestar. Yo pienso que no. El consumo promedio por año de un carro familiar pueden ser 15.000 Km. En 10 años eso es 150.000 Km. Apenas para un motor de un carro, más si es de alta calidad, un japonés o alemán.

También tendrá que ver con su manera de consumir, las ganas de estrenar. Yo pienso que debe llegar el momento en que se consuma lo que se necesita, sin cambiar las cosas antes de que termine su vida útil, algo muy personal pero que creo muy válido en este época, más después de nuestra experiencia en este año con el corona19. Puede ser un tiempo para replantear cosas.

Resumiendo:

Si se invierten los $900.000 y los $2.800.000, tenemos:

Es la única manera en que la compra de un carro deja de dar pérdida. Son aparentemente sólo 11 millones de pesos, pero es un número negro. Comparado con un gasto de 378 millones en renting.

Si no se inviertes ninguno de los dos, el cuadro resumen final es este:

Lo que nos muestra que invertir en un carro sigue siendo un gasto, fuerte, pero eligiendo la opción de crédito, al menos no se pierde tanta plata comparado con el renting.

No se analiza aquí la parte tributaria, ni que pasaría se si invirtieran los 160 millones desde el principio, porque puede hacerse sea cualquiera que sea la decisión , pues opciones de crédito sin dar cuota inicial ya existen desde hace años en el mercado, de manera que es indiferente.

Tampoco tuve en cuenta el tema del IVA en la cuota de renting, que para nuestro ejemplo está incluida.

También se sabe que el valor de la cuota del renting va al gasto en el caso de una empresa, al igual que el valor de depreciación en caso de crédito.

Después de este análisis, sigo convencido de quedarme con mi carro y no pasarme a renting.

Deja tus comentarios y/o opinión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s