Disfruta

Noviembre 12 de 2019 – 11:15 pm.

No puedo dormir.

Estoy a 20 días de mi quinto IM70.3

Estoy esta vez relajado, despreocupado, estresado, preocupado, todo junto. No he hecho ni una sola transición. No me he subido al rodillo ni la primera vez en el año. Ni una sola serie de atletismo. Odio entrenar. Odio esa palabra, con todas mis fuerzas. Debe ser porque no me gustan las recetas ni la falta de libertad. Pero amo el ambiente del Ironman. No hay nada parecido en eventos deportivos, na-da. Amo montar en bici. Me encanta el agua, nadar, y pues sí, a veces corro por variar la rutina. Correr por la ciudad amurallada en Cartagena es súper, especialmente en una calle donde ponen puro Rock bajo un calor infernal.

También quiero estar en la lista de las personas que han hecho todos los IM70.3 en Cartagena. Vamos por el cuarto. Cada vez he mejorado mis tiempos. Esta vez no sé que va a pasar. Nunca he bajado de 6 horas. No he podido o querido. No entreno con nadie, no tengo equipo ni grupo de triatlón. No tengo esos ánimos y empuje. He tenido unos años difíciles profesionalmente, estrés en el trabajo y creo que eso me ha bloqueado.

Pienso en los atletas que ha tenido épocas oscuras. Y que luego resurgieron. Pero yo no soy profesional. No vivo de esto. No se trata de tener un récord impecable de registros de entrenamiento. Siempre he pensado que esto se hace por reto y por satisfacción personal, y eso se ha cumplido siempre. Igual sufres el día de la carrera con o sin entrenamiento, un poquito más o un poquito menos, solo que la relación esfuerzo/resultado no me mueve a entrenar.

Horas y horas encima de un rodillo que no disfruto para mejorar unos pocos minutos, cuando no vives de algo, o sea, no te pagan, y por el contrario, le pagas a alguien para que te “entrene”, y máxime cuando lo importante es que des tu máximo del momento ….nunca me ha cuadrado, no me convence.

He pensado que más importante que las disciplinas, es estar fuerte y flaco. Sí creo que hay que estar en forma.

Pero tampoco lo estoy. Como como un cerdo últimamente. Que dieta keto. Que dieta vegana.

Estoy en 85 kilos, gracias veganismo, gracias azúcar, la fuente de energía de las células!, come todo con azúcar porque eso de que el azúcar es mala es solo un mito. Pero, 82,83,84,85,86,87… Ahí paré, en 87 kilos. No puede ser, algo no funciona. Tal vez el azúcar no sea tan buena. Tenían razón. El azúcar engorda. No visto en mí hace años. En diciembre de 2017 pesaba 79 kilos, y en enero de 2018 pesaba 85, luego de un descontrol navideño del que según veo no pude recuperarme en estos meses.

Instagram también me afecta. Veo mucha gente entrenando. Muchas opciones de dieta. Experimento en mí. Netflix tampoco es buen amigo. Ni What the Healt, ni Game Changers pueden ser tu doctrina.

Pues la verdad es que usted no tiene que nada. No hay que nada. Hay es que disfrutar el proceso y amar lo que se hace. El resto importa poco.

De los cuatro IM70.3 que he hecho, tres han sido en bici de Gravel (ese record supongo debe ser solo mío, no se le ocurre a nadie). Uno en una de triatlón. Este lo haré en una de ruta normal en posición normal porque aunque el año pasado había comprado una bici de tri, normalita, sin ruedas, sin grupo, y mejoré 25 minutos respecto al año anterior, la vendí hace dos semanas. Nunca estuve convencido ni contento. No la use una sola vez en el año, ni una sola. No quiero ser desagradecido, pero soy de las personas que tienen que sentirse bien para desempeñarse bien. Será que me gusta sufrir. Hay que tener ese registro para mi historia.

Voy a cuidarme en la comida en estos días y a fortalecerme, y a practicar las disciplinas. Relajado.

A veces también pienso que estos eventos pueden enfermarte si los tomas con mucha seriedad. Como lo sugieren los mismos entrenadores a quienes les pagas, para empelicularte más, y aunque sé que saben lo que hacen y son buenos, simplemente no son para mí. Me complican la vida más de la cuenta. Pero con seguridad el 99.999999999999999999999% del planeta ni se dará por enterado si el 2 de diciembre Jaime Bedoya bajó de las 6 horas, y si lo hizo, les va a importar un culo. Solo importa lo que yo piense y cómo me sienta yo, así de egocéntrico como suena.

Ahora voy a dormirme tranquilo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s