Comprar carro: de contado, nuevo, usado, con préstamo, por leasing, por renting. ¿Cuál es mejor?

No te va a gustar la respuesta porque seguramente quieres que sea rápida y contundente.

No te va a gustar la respuesta porque seguramente quieres que sea rápida y contundente.

DEPENDE.

Es que todo en la vida es relativo.

Depende de:

  • si tienes la plata
  • si prefieres invertirla y además tienes dónde hacerlo.
  • si piensas quedarte con el carro por más de 120, 150.000 Km.
  • si quieres estrenar
  • si te gusta tener siempre la última cara del carro
  • etc.

SI TIENES LA PLATA

La mejor opción es comprar “sobrado de rico”. Carro usado en excelente estado de único dueño de edad avanzada que solo lo usaba para ir a Carulla. Puede ser modelo viejo, pero aquí vamos a fijarnos en los Km del carro y no en el modelo. Olvídate de la opinión de los demás que te dicen que lo importa es el modelo.

SI TIENES DONDE INVERTIR EL DINERO

Sea una empresas o negocio.

Empresa. Fíjate bien primero.

¿Cuánto renta la empresa? Primero que todo recuerda: La mayoría de las empresas son obras de beneficencia (esta idea me la dijo un amigo muy versado en finanzas!) , no rentan lo que muchos esperan, no dan plata suficiente para vivir sin trabajar y toma en promedio 10 años años recuperar una inversión.

Mira el ebitda, y la rotación de cartera. Mira en cuánto tiempo te retorna la plata.

Los negocios que producen riqueza de verdad son pocos, de manera que si necesitas (quieres tener) de verdad ese carro, piénsalo bien antes de invertir en un negocio, especialmente si esperas que ese retorno sobre la inversión o renta dentro de la empresa te pague el carro. Muchas veces es más un pajazo mental eso de que tal empresa o tal otra rentan a más del 15%, 20% anual, sostenidamente (revisa la revista dinero las 5.000 empresas y mira los números).

Los mejores negocios son los bancos.

SI PIENSAS USAR EL CARRO EN SERIO

USADO DE CONTADO

El que lo sacó del concesionario ya perdió 25% de entrada. Por eso digo, usa y gasta ese carro, que valga la pena la depreciación. Comprar nuevo es chévere, para usarlo de verdad.

La opción de segunda, casi nuevo es mucho mejor. Es casi lo mismo pro mucho más barato.

NUEVO O USADO CON PRÉSTAMO

Quieres carro nuevo sí o sí.

Compra japonés o alemán. No inventes.

Aplica para quienes quieren hacer una “inversión” de largo plazo y buscan durabilidad, cero problemas de calidad, cualquiera de las dos.

Antes que nada fíjate cuánto estás pagando por el carro de entrada.

Por ejemplo, te ofrecen una camioneta Toyota Forerunner de $172.500.000, con cuotas de 3.500.000 mensuales durante 72 meses.

Esto significa que estás comprando un carro por $250.000.000. Mira bien si vale la pena , es un 45% adicional, casi la mitad.

Ah, que lo usas de una vez, lo disfrutas, te lo mereces porque trabajas muy duro. Dale, solo piénsalo. Uno no debe el capital de las deudas, debe la suma de la proyección de los pagos futuros.

LEASING

La mejor manera de llevar al gasto el carro, para ahorrar impuestos. Aunque técnicamente, si compras el carro con un crédito y matriculas el carro a nombre de la empresa, el valor de depreciación del activo también se lleva al gasto, y es muy parecido.

El leasing es una opción para empresas para evitar pagar salario completo con prestaciones y pagar en especie.

RENTING

Suena tentador:

  • No te preocupas de los impuestos
  • ni de gastos de matrícula
  • tampoco del seguro
  • ni de lavadas

La verdad este es el negocio perfecto para la empresa financiera. Tú te encargas de pagarles el carro, su carro. Luego les pagas otro, y así, hasta que te des cuenta que es mejor comprar el propio. Es que tener carro no es negocio, claro que no, pero no tener es peor, si sí lo necesitas de verdad.

La única ventaja del renting frente al resto de las opciones es que el flujo de caja mensual es levemente mejor que el de las opciones de crédito durante los tres, cuatro años iniciales. Luego de este lapso de tiempo, es totalmente lo opuesto, siempre y cuando no te dé por cambiar el carro con 40, 50.000 Km por otro nuevo.

CONCLUSIÓN

Si piensas usar el carro en serio, cómpralo nuevo. ¿Para cuántos Km está diseñado un carro? Yo diría en mi ignorancia que mínimo unos 150.000 Km.

Sin embargo, la mayoría de la gente los cambia desde los 9,000 a los 50,000. Ni una tercera parte de su vida útil.

Si lo vas a cambiar cada tres o cuatro años, leasing o renting puede ser un camino, teniendo en cuenta que sí y solo sí piensas cambiar en ese lapso de tiempo y no te importa perder plata.

En el caso del renting, el negocio es para ellos. Se quedan con el carro a mitad de camino, y tu debes seguir pagando otro nuevo carro por otros tres, cuatro años, solo porque te “evitas” los gastos de mantenimiento, seguro, impuestos y te lo lavan gratis. Si quieres regalarle a otro un carro nuevo cada cuatro años por el resto de tu vida, elige renting. En el leasing tienes la opción de compra al final.

Este sería el orden de prioridad, financieramente hablando:

  • Taxi
  • De contado y de segunda en excelente estado.
  • Por crédito normal de segunda en excelente estado .
  • De contado nuevo.
  • Por crédito normal nuevo.
  • Leasing.
  • Renting.

Alguien podrá decir que si pone el carro a trabajar el renting vale la pena. Sí, ¿pero a trabajar para quién? Para la empresa que financia. Montemos una empresa de renting.

En la siguiente tabla está el comparativo entre los dos sistemas mas opcionados, donde vemos cómo la opción de crédito, a pesar de ser costosa, es mucho mejor que el renting (se compara el renting a 72 meses porque en esta opción debes pagar carro de por vida como los servicios de la casa), sin tener en cuenta que cada año adicional que uses el carro, es ahorro puro. Si te quedaras solo un año más con esa camioneta, el ahorro sería de 42 millones adicionales, dos años, 84 millones, tres años, 126 millones, 4 años, 168 millones y ¿quien dice que un Toyota no dura 10 años?. Quiere decir que si te quedas 10 años con el carro, te ahorras el 100% del valor del carro y a la hora de cambiarlo todavía tienes el activo, depreciado, pero lo tienes.


Comparativo en miles de pesos
préstamo renting
valor inicial préstamo $ 172.500 $ 0
total desembolsos 72 meses $ 252.000 $ 280.800
impuestos $ 18.525 $ 0
mantenimiento $ 8.215 $ 0
seguro $ 18.340 $ 0
lavadas (una mensual en lavanfante) $ 1.800 $ 0
llantas $ 3.000 $ 0
neto pagado $ 301.880 $ 280.800
recuperación del activo (al 50%) $ 86.250 $ 0
negocio real $ 215.630 $ 280.800
ahorro $ 65.170 23 %

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s